RWANDA


RWANDA


En un principio el territorio rwandés estaba habitado por los twas, que se dedicaban especialmente a la caza. En el siglo XI, estos recibieron a los hutus, que se establecieron de forma sedentaria y convivieron con ellos en paz. En el siglo XIV llegaron granjeros tutsis a la zona y pasaron a formar parte de una sociedad constituida por twas y hutus. En el siglo XVI los tutsis comienzan una campaña militar contra los hutus y se convierten en señores de la mayoría de los hutus, algo así como una sociedad de señores feudales con un rey (Mwami). A finales del siglo XIX, los alemanes conquistaron el país. Tras la Primera Guerra Mundial la Sociedad de Naciones entregó el territorio a los belgas y tras la Segunda Guerra Mundial la ONU con ayuda belga pasaría a dominar el territorio. Los belgas aumentaron  las diferencias de clases situando a los tutsis en mejor posición. Hasta 1950 la educación era disponible sólo para los tutsis.

El Rey Mutara III Rudahigwa gobernó desde 1931 a 1959 y tras su muerte los tutsis obtuvieron el poder. Esto contribuyó a una serie de rebeliones de los hutus, que demandaban igualdad de derechos, en las cuales decenas de miles de tutsi fallecieron. En 1961, con el apoyo de los colonos belgas, la mayoría hutu tomó el control del gobierno, aboliendo la monarquía tutsi y declarando a Rwanda república. 
REY MUTARA III RUDAHIGWA


Más de la mitad de los tutsi de Rwanda huyeron del país entre 1959 y 1964. El general Juvenal Habyarimana (hutu), tomó el poder en un Golpe de Estado en 1973 en medio de otro período de conflicto étnico. Habyarimana logró triunfar en la guerra civil y permaneció como presidente; para 1978 promulgó una nueva constitución.
Habyarimana tenía un control absoluto sobre el país, además de ser presidente del país dirigía al partido político hegemónico y era el jefe supremo de las fuerzas armadas. Fue reelecto en 1983 y 1988.
En octubre de 1990 rwandeses exiliado contrarios al régimen de Habyarimana, organizados en el Frente Patriótico Rwandés (FPR) y con ayuda de  la Armada Patriótica Rwandesa (APR), invadieron el país con el apoyo de Uganda iniciando una guerra civil para acabar con el régimen. Habyarimana fue flexible e inició una serie de reformas políticas que derivaron en la redacción de una nueva constitución en 1991.
Pero desde 1991 el régimen de Habyarimana había potenciado la represión a la población en una  pequeña guerra para acabar con la oposición tutsi, utilizando al racismo como justificante, y animando  y encubriendo las masacres masivas de dichas poblaciones.
Los asesinatos fueron llevados a cabo por grupos paramilitares (principalmente la “Interahamwe” y la “Impuzamugbi” (formado por grupos de jóvenes de los partidos políticos hutu). Por otro lado los paramilitares hutu eran más de 30.000, recibieron entrenamiento militar del ejército rwandés y el apoyo/encubrimiento del régimen de Habyarimana.


A través de la emisora de radio privada "Des Mille Collines” se difundía la propaganda racista en contra de los tutsis. La radio en Rwanda tiene un papel central en la comunicación, ante el pobre desarrollo de los periódicos y la escasa presencia de la televisión. La  emisora animaba diariamente a los hutu a asegurarse de que los niños tutsi también fueran asesinados, también inició una campaña en contra del FPR y de todos los partidos de oposición.

El gobierno de Habyarimana introdujo nuevamente las tarjetas de identidad étnica, usadas por los belgas en los años 30. Estas tarjetas permitieron a los paramilitares elegir fácilmente a sus víctimas. Los paramilitares cerraban carreteras y revisaban a cada persona que pasaba para eliminar a los tutsi.
El gobierno creó además listas de personas que deberían ser asesinadas, en esas listas se incluía a la totalidad de la población tutsi.Incluso algunos hutu que apoyaban las reforma fueron condenados a muerte.

En abril de 1992 se integró un gabinete de transición multipartidista para gobernar el país. Las medidas tomadas propiciaron la firma de un acuerdo de paz entre el gobierno de Habyarimana y los rebeldes del FPR en Arusha (Tanzania), en agosto de 1993.
Poco más tarde, en 1994, comenzó el Genocidio de Ruanda;

6 de abril de 1994 asesinato del Presidente Habyarimana en un avión en el que se transportaba como consecuencia del impacto de un misil.
7 de abril inicio de genocidio, asesinato de la primera ministra.
9 de abril “masacre de Gikondo”, mas 100 tutsi refugiados en una iglesia católica fueron asesinados.
18 de abril “Masacre de Kibuye”, 12000 tutsi fueron asesinados en el estadio de Gatwaro.
12 de abril, La ONU retira sus tropas del territorio.
28-30 de abril, miles de refugiados comienzan a huir hacia la República democrática del Congo.
En mayo la mayor parte de las masacres ya habían sido cometidas.
El 23 de junio la ONU pone en marcha la operación “Turquesa”, liderada por Francia.
En julio el frente patriótico Rwandés toma el control y se pone fin al genocidio.

Kagame fue elegido presidente de Ruanda por el partido ‘Frente Patriótico Ruandés’ en el año 2000, desde entonces ha gobernado a la nación africana.

En la actualidad desde el punto de vista económico Rwanda es un país con rentas bajas, predomina el sector secundario (agricultura de subsistencia) aunque el turismo es la principal fuente de este país. La ultima cifra del PIB es de 7,3 en 2013.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LAS GUERRAS DEL OPIO

EL CRIMEN CONTRA SOLEIMANI (GEOPOLÍTICA)

España de 1914 a 2018.